4/21/2017

TIPO DE TEXTO y MODO DE ELOCUCIÓN de El significado de Europa

      Este texto es un texto humanístico ya que trata un tema que no es de interés general: el significado de Europa, desde un punto de vista histórico, filosófico y lingüístico.
     Algunas de sus características son la intención del autor de transmitir sus pensamientos, lo que nos presenta subjetividad, aunque el autor utiliza una pretendida objetividad ya que en algunos casos transmite opiniones como si fuesen hechos y nos presenta todas las características de la objetividad, presentando la mayoría de los verbos en indicativo,”… del que no formábamos parte…” y también utiliza una gran cantidad de adjetivos descriptivos “… significado geográfico”, aunque en algunos casos deja ver la subjetividad, con adjetivos valorativos,”… un falso enemigo exterior”.
       El autor utiliza la intención didáctica ya que nos pretende enseñar cual es la situación española respecto a Europa desde la época del franquismo hasta nuestros días. El autor también utiliza un lenguaje culto que es apropiado para el tema tratado y adecuado para la situación comunicativa, “connotación política”. El autor utiliza diferentes funciones lingüísticas, como la expresiva ya que utiliza cierta subjetividad “Peri quizás el idilio…”, también utiliza la función apelativa debido a su intención didáctica, “Nos salimos mentalmente de Europa”. También utiliza vocabulario abstracto “ si un signo…”
      El autor utiliza un gran cuidado formal con la utilización de recursos estilísticos con paralelismos "participemos ... elijamos ... reclamemos ..." , metáforas "el idilio no duró lo suficiente" o personificaciones “Europa nos prohibe”.
                                                                                                                           Miguel Blanco Mantilla

      El modo de discurso de este texto es expositivo-argumentativo porque necesita una exposición previa sobre la que argumentar para convencer “El filósofo francés Emmanuel Levinas señalaba que, cuando se pronuncia una palabra, resuenan en ella todos los contextos donde se mezcló” (función apelativa). Los argumentos que emplea son un modo de persuasión que provoca razonamientos propios “No salimos mentalmente de Europa.” Utiliza diferentes tipos de argumentos; uno a destacar es el argumento de autoridad usando las dos primeras citas nada más empezar para desarmar al lector y entre ejemplos con comentarios habituales de los españoles “Europa nos prohibe” “Europa ha decidido.” Los elementos principales que intervienen en la argumentación son; la tesis que es la primera oración, el cuerpo de la argumentación que continua hasta la última oración, siendo esta la conclusión. Tiene una estructura deductiva porque la idea principal se enuncia al principio. Los rasgos lingüísticos de la argumentación corresponden a su carácter persuasivo: la transmisión de ideas se ve caracterizada por sustantivos abstractos “responsabilidad.” La pretendida objetividad se sustenta en el uso de 3ª persona para hacer partícipe al receptor “Europa nos impone” y se utilizan oraciones enunciativas, no interrogativas, por lo que el autor pretende más forzar la objetividad para convencer que hacernos reflexionar. 
                                                                                                                                     Natalia Manzano

TIPO DE TEXTO Hablemos claro


           Se trata de un texto periodístico, más concretamente un artículo de opinión ya que está relacionado con un tema de la actualidad: la desigualdad entre hombres y mujeres. Utiliza un nivel estándar para llegar a un mayor número de lectores, por lo que su finalidad principal es informar (función referencial) “Al final, ellas son las despreciadas, agredidas o asesinadas”; también aparece la función apelativa, que intenta convencer al lector sobre la desigualdad entre sexos “¿Es aceptable que la Junta de Portavoces del Congreso de Diputados esté formada solo por hombres?”. Se manifiesta la pretendida objetividad con el uso de la 3ª persona del singular “cada vez que una mujer es apeada de un cargo”, aunque también aparece la 1ª persona del plural para involucrar al lector y convencerle “Nos centramos en visibilizar el problema”, además aparecen verbos en presente de indicativo “perjudica” “son” “pone”. La autora utiliza todo tipo de estructuras sintácticas, desde oraciones simples “Hablamos mucho de los males”, pasando por coordinadas copulativas “en ocasiones es amarga y mina la proyección femenina” y proposiciones subordinadas de todo tipo “ellos deben renunciar a unos privilegios que se extienden a todos los ámbitos”. Además de oraciones enunciativas encontramos pasivas “es ofendida o maltratada“ para evitar el agente de la acción e interrogativas, que hacen reflexionar al lector “¿por qué no es obligatoria la baja paternal?”. Por último, aparecen figuras literarias (función poética) como elipsis “cada vez que una mujer es apeada de un cargo o ve limitado su sueldo o es ofendida”
Helena Puente

ESTRUCTURA DE Crónica de una muerte anunciada e IMPORTANCIA del fragmento dentro de la obra.

          La estructura de la obra no es cronológica lineal. El narrador-cronista despliega un puzle de quiebros, yuxtaposiciones y rupturas provocadas por su necesidad de enlazar su memoria con la de otros y de cotejar ésta a través de testigos que aporten puntos de vista complementarios, en este caso enlaza su memoria con la testigo Ángela Vicario que le cuenta lo que vivió ella en su noche de bodas con relación al acontecimiento de la muerte de Santiago Nasar. En su tarea de reconstrucción juega con diversos planos temporales, despliega una panorámica amplísima de puntos de vista y alterna su voz con breves entradas de los personajes entrevistados, en este caso como ya hemos dicho, se trata de Ángela Vicario.
            La estructura consta de cinco partes. La primera parte se centra en el eje vertebrador que es Santiago Nasar y su entorno familiar. La segunda parte corre paralela a la primera y tiene como eje a Bayardo San Román, su familia y su relación con Ángela Vicario. La tercera parte desarrolla las circunstancias y detalles previos al asesinato. Los hermanos Vicario son el eje en la busca y castigo del presunto ofensor. La cuarta parte tiene como acontecimiento principal la autopsia del cadáver, pretende un final cerrado con un desenlace feliz propio de los culebrones. Este fragmento pertenece a esta cuarta parte. Y por último, la quinta parte es anterior a la cuarta cronológicamente y se centra en el itinerario y muerte de Santiago Nasar.
            Este fragmento es importante porque se nos desvela un secreto, ya que Ángela Vicario podría haber evitado la muerte de Santiago Nasar, si hubiese utilizado las artimañas que la dijeron que utilizara para que Bayardo no descubriera que no era virgen, "sus amigas la habían adiestrado para que emborrachara al esposo en la cama hasta que perdiera el sentido, que aparentara más vergüenza de la que sintiera para que él apagara la luz," pero no las hizo caso "no hice nada de lo que me dijeron." Esta confesión de Ángela sucede 23 años después del “suceso”
             Bayardo San Román buscaba una mujer para casarse y se empeñó en casarse con Ángela Vicario, él es de clase social alta y atractivo, pero ella no se quiere casar con él y entonces él hace todo lo posible por conquistarla, como comprarle la mejor casa aunque tenga que ofrecer un montón de dinero al pobre viudo que la habita y que no podrá rechazar o gastarse mucho dinero en tener una boda lujosa, etc.
            En la noche de bodas, al descubrir la verdad, Bayardo devuelve a Ángela a su casa y la madre de ésta la da una paliza por no haberla hecho caso y no haber usado las artimañas. La principal consecuencia es que los hermanos de Ángela matan a Santiago Nasar y les resulta inevitable evitarlo por la honra pérdida y el honor que tienen que recuperar. Ella le escribirá todas las semanas una carta y veinte años después Bayardo San Román volverá pero sin abrir ninguna de sus cartas aunque tendrán su final feliz.

 Elena G Salazar

4/19/2017

VALORACIÓN PERSONAL de un texto periodístico: "Elección".

              David Trueba nos presenta un texto, dividido en tres párrafos, en la que explica de manera reiterada el futuro de nuestros jóvenes. Un futuro marcado por la incertidumbre y el pesimismo. Debido a esto último podríamos tildar al texto de subjetivo, cargado de una dosis de pretendida objetividad que puede llevarnos al error. Analizándolo detenidamente podemos encontrar una gran variedad de adjetivos entre los que destacan los valorativos, que aportan una visión personal al texto: “desolador”, difícil”. También hay adjetivos especificativos y descriptivos para respaldar la pretendida objetividad “adquiridos”, “españoles”, ya que su uso reside en informar. Otra de las características más destacables de la forma es el registro estándar, el cual es muy útil para llegar a un mayor número de lectores.
                En cuanto al contenido, podemos destacar una gran preocupación ya que, como bien dice el autor, los jóvenes son el futuro del país. Yo que, como ellos, también soy joven tengo consciencia de ello, de cuánta responsabilidad acarrea y de cuán poco apoyo recibimos por parte del Gobierno que no hace más que poner trabas a nuestra educación y a nuestro futuro. Aun así no nos desanimamos y seguimos luchando por un país mejor. Seguimos luchando testarudamente por aquello que nos llena y nos apasiona, para poder ejercer nuestra carrera, porque queremos superarnos. Porque merecemos ser escuchados y somos el cambio.

               En conclusión, los jóvenes ya no sólo somos piezas que ayudan al reemplazo generacional, ahora somos el futuro, cargado de ilusión y esperanza.
Ariana Pérez

ACTITUD E INTENCIONALIDAD DE UN TEXTO HUMANÍSTICO: El significado de Europa

          A lo largo de este texto podemos encontrar cierto tono de subjetividad, lo que explica la actitud del autor. “Recuperar aquella connotación de Europa labrada en el franquismo le viene bien ahora al poder”. Aparecen también en el texto adjetivos valorativos “falso” y verbos en subjuntivo “sean”, “participemos”… que refuerzan esta subjetividad. No obstante, la imagen que pretende dar el autor es objetiva, pues su intención es convencer (función apelativa) “No sería lo mismo decir ‘Europa ha decidido’ que ‘Europa hemos decidido’ ”, además de utilizar conceptos que proporcionen verosimilitud “sus fondos de cohesión ayudaron a nuestra prosperidad” Para ello, predominan verbos en indicativos “conseguimos” “salimos” en las que utiliza además la primera persona del plural con la cual consigue incluirnos y con ello, convencernos. Otro aspecto que proporciona objetividad son los adjetivos descriptivos así como “cuerpo fronterizo” o “Gobernanza común”

            Por otro lado, su intención es persuadir al lector para que piense o actúe de una manera determinada, en este caso, para que dejemos de excluir a España a la hora de hablar de Europa. Para ello utiliza un registro culto reforzado con sustantivos abstractos “idea” “cohesión”. A pesar de no ser un texto de interés general, el autor pretende que nos impliquemos en él proporcionando para ello una información en la que hace que nos sintamos incluidos “Una connotación política que nos hizo imaginar un cuerpo fronterizo” Y la cita de algunos expertos y algunas citas literarias con las que refuerza su verdad “Etica y lenguaje. Paidós”  Además, la intencionalidad del autor es exponer a través de argumentos su visión de la realidad.
Aitana Trueba

4/07/2017

ELECCIÓN

Hoy es martes, pero en estos días muchos españoles se enfrentan a una elección trascendental. Son los españoles que más cuentan, aquellos que aún no se mueven por rencores ni prejuicios adquiridos, sino que cuando levantan la cabeza lo único que ven es el futuro. Son los que saben que nadie va a venir a solucionarles la vida, sino que aspiran a sumergirse en un reto personal e intransferible y lo hacen con enorme convicción. Están a punto de dar un paso trascendental, después del lujo de la irresponsabilidad. Su elección es callada, en muchos casos sin publicidad ni cámaras, sin campaña, sin demasiada información, sin que sean válidos los consejos de los que antes pasaron por ello, porque la experiencia es un valor, pero nunca dos vidas fueron idénticas. Muchos jóvenes españoles, después de pasar el examen de Selectividad, que será sustituido por exámenes similares con otro nombre tan feo, afrontan en estos días el proceso de matriculación en sus universidades.
La elección de lo que van a estudiar en los próximos cuatro años, de dónde van a colgar su esfuerzo, de cómo van a transformar su vocación y su pasión en una profesión, es una de las elecciones más trascendentes, por mucho que nadie parezca prestarle atención. El futuro de nuestro país depende de ello, porque del acierto al escoger y del funcionamiento universitario pende nuestro destino. Hay muchos jóvenes a los que su entorno intenta inclinar hacia carreras cargadas de promesa de empleo, de futura estabilidad, de rentables ingresos. Ojalá que su perspicacia les ayude a entender que lo más rentable de una vida profesional es entregarla a aquello que te apasiona. Supongo que a estas alturas ya han catado el sabor de la estafa, la amarga conciencia de que no todo lo que te cuentan es verdad, la insistencia de ejemplos muy relevantes por convencerlos de que el oportunismo, la trampa y el arribismo siempre se salen con la suya.
Aún no saben que toda carrera te decepciona. No puede ser de otra manera si guardas enormes aspiraciones. Pero a lo mejor encuentran una asignatura, un profesor, un compañero, un cruce de senderos, una intuición que les guíe hasta ese sitio en el que imaginan la vida plena de adultos. El panorama es desolador. Nunca ha estado tan desprestigiado estudiar ni tan prestigiado ser imbécil. Nunca la propaganda comercial ha puesto tanto empeño en disfrazar el vacío de plenitud. Nunca estuvo tan abandonado el valor educativo sin un gramo de culpa. Por eso lo tienen más difícil que nadie. Y estos días su elección y su tino dibujará nuestro futuro.
DAVID TRUEBA, El País
-Tipo de texto:

Este texto, es un texto periodístico, más concretamente un artículo de opinión ya que está relacionado con la actualidad, “la elección del futuro laboral de los estudiantes’’; utiliza un lenguaje estándar para que sea más accesible al lector y alcanzar un mayor número de receptores. Una de sus finalidades es informar, por lo que existe función referencial “estos días muchos españoles se enfrentan” o “Aún no saben que toda carrera te decepciona”, con lo que también aparece la función apelativa. La pretendida objetividad por parte del autor se manifiesta a pesar en el uso de adjetivos valorativos “rentable” “desprestigiado” “difícil”, para expresar su propia opinión y la presencia de la 3ª persona “El panorama es desolador”, a pesar de que aparece la 1ª persona del plural para intentar involucrar al lector “El futuro de nuestro país”, además encontramos verbos en presente de indicativo “Son los españoles que más cuentan” para presentarnos como evidente lo que sólo es opinable. Lo mismo que oraciones enunciativas y alguna oración impersonal “Hay muchos jóvenes a los que su entorno intenta inclinar”. Se presentan todo tipo de estructuras sintácticas porque va destinado a un público muy variado: una oración simple “su tino dibujará nuestro futuro”, una coordinada “en un reto personal y lo hacen con enorme convicción” y alguna subordinada “El futuro de nuestro país depende de ello, porque del acierto al escoger y del funcionamiento universitario pende nuestro destino”. El predominio de un registro estándar evita las figuras literarias.

-Modo del discurso:

El modo del discurso es expositivo-argumentativo, la principal intención del autor es convencer sobre un tema que afecta a todas las personas en general “la elección del futuro laboral por parte de los estudiantes”; por lo que la función predominante en el texto es la apelativa.
Utiliza algunos argumentos para hacer pensar al lector como ejemplos “Hay muchos jóvenes a los que su entorno intenta inclinar hacia carreras cargadas de promesa de empleo”, algún argumento analógico “El panorama es desolador”.
La estructura del texto está compuesta por una tesis que se presenta tanto al comienzo como en la conclusión final; el desarrollo o el cuerpo en el cual se fundamenta la tesis y se refutan opiniones opuestas a la establecida y la conclusión, que en este caso coincide con la tesis del texto.
En cuanto a las características lingüísticas y textuales; en el texto se presentan oraciones enunciativas que hacen reflexionar al receptor “Por eso lo tienen más difícil que nadie”, y alguna oración subordinada para expresar relaciones lógicas “El futuro de nuestro país depende de ello, porque del acierto al escoger y del funcionamiento universitario pende nuestro destino”. Se usa mayoritariamente la 3ª persona para expresar una objetividad, que no es tal “El panorama es desolador”; además se ayuda del presente de indicativo “Hoy es martes”. Aparecen algunos tecnicismos como “matriculación” y predominan los sustantivos abstractos “perspicacia”, “plenitud”, “irresponsabilidad” para transmitir ideas.
Los adjetivos que se aprecian son básicamente especificativos; tanto descriptivos “desolador” como valorativos “imbécil”.
Asimismo, el autor se ayuda de pocos recursos expresivos para crear belleza con una intención didáctica como alguna antítesis “prestigiado / desprestigiado”.
Álvaro López

3/30/2017

ACTITUD E INTENCIONALIDAD de un texto periodístico

La actitud del autor es subjetiva, nos ofrece su opinión describiendo al sistema educativo actual. Utiliza adjetivos valorativos en un registro coloquial para ayudarnos a entender mejor su mensaje como “imbécil”. También es pesimista, ya que expone cómo el futuro del país, sobre todo el de los jóvenes, pende de solo unos exámenes, y así lo demuestran los demás adjetivos, como “vacío”, “desolador” y “difícil”, los cuales son mayoritariamente valorativos. Muestra su desengaño con frases como “no saben que toda carrera te decepciona”, la cual manifiesta a su vez, la subjetividad del autor. Además la actitud del autor es crítica hacia el gobierno y su sistema educativo. Aunque su actitud sea subjetiva porque da su propia valoración, el autor aparenta que su opinión es objetiva, haciendo más fuerte su opinión por compartida, para convencer al lector. De hecho, las características lingüísticas que presenta el texto hacen que parezca objetivo. Para forzar la objetividad, utiliza verbos en indicativo y 3ª persona: “se enfrentan”, “levantan”, “es”.


Aunque su actitud parezca objetiva pero dé su opinión, la mayoría de los estudiantes nos podemos sentir identificados con la información descrita en el fragmento. Su intención es convencer (función apelativa) de que este sistema educativo no es adecuado para los jóvenes. Intenta hacernos partícipes del fragmento; para ello el autor incluye al lector utilizando expresiones como “nuestro país” o “te defrauda”.También informa sobre los sentimientos, el trabajo, el estado y el gran desafío de los adolescentes al dar este gran paso hacia la independencia y la formación al mundo laboral, conforme a las esperanzas, expectativas y esfuerzo de cada uno. 
Elena García Gato